LAS 3 ACCIONES DE CRYOBACK3*

Cryoback Cryo Lipo

Destruye
las células grasas

DESCUBRIR SU ACCIÓN
Cryoback Cryo Stim

Activador
metabólico

DESCUBRIR SU ACCIÓN

Regeneración
celular

DESCUBRIR SU ACCIÓN

1 CRYO*LIPO destruye células grasas

Los tratamientos de belleza, respetando el cuerpo humano y mejorando los tiempos de reacción, están desarrollando y mejorando su eficacia.
La finalidad de la lipólisis, a través de terapia en frío, es destruir y eliminar células grasas no deseadas a fin de que la silueta del/a paciente pueda mejorar.
El método está basado en enfriar y controlar células adiposas, que dan lugar a la cristalización de lípidos. Las células adiposas reciben la señal, lo que pone en marcha su extinción gradual (apoptosis), seguido de una liberación lenta y progresiva de lípidos. En el transcurso del tiempo, el cuerpo elimina estas células y los lípidos dañados que se liberan de dichas células. La capa profunda de grasa se reduce y se remodela.

 

Una temperatura dirigida y destinada a la eliminación de las células

Las células adiposas son más sensibles a los cambios de temperatura que otros tejidos del cuerpo. Se pueden eliminar a través de una exposición prolongada a una temperatura de 0-4°C.
Este intervalo de temperatura no causa lesiones en otros tejidos biológicos a lo sumo puede haber una ralentización de la actividad metabólica y circulatoria controlada mediante la estimulación muscular.

Investigaciones clínicas demuestran que provoca una pérdida de más del 25% de las células grasas

Los estudios clínicos demuestran que el proceso controlado de muerte de las células de grasa es gradual y segura. Con una sola aplicación se puede llegar a perder del 25-30% de las células grasas de un paciente. El resultado será mucho más claro  y visible después de uno a dos meses del tratamiento. Esto es debido sobre todo a que las células grasas en la zona tratada  ya no se podrán almacenar de una forma permanente.

Traitement cryolipolyse

2 CRYO*STIM activador metabólico

CRYO-STIM quema las calorías a un nivel localizado estimulando la actividad muscular, intensificando la circulación sanguínea y reafirmando los tejidos. El resultado, durante la sesión del tratamiento, es una reducción inmediata de una talla. Además la actividad del tejido muscular subcutáneo facilita la eliminación de las células adiposas que se han destruido.

CRYO*STIM protege el cuerpo

Genera corrientes EMS que estimulan los músculos durante un tratamiento prologado de crioterapia a una zona especí ca del cuerpo. El objetivo es mantener el metabolismo con el n de evitar que cualquier tejido biológico se muera mientras se somete la criolipólisis.
Las ondas se transmiten a través de electrodos que están conectados directamente a las almohadillas de criolipólisis., justo al costado de la zona del tratamiento. Existen más de 6 programas, con diferentes frecuencias que ofrecen una profundidad de acción en un punto entre la piel y los músculos profundos además de un tratamiento estimulante o relajante.

3 CRYO*PULSE regenerador celular

Los ingredientes activos se introducen en las capas de la piel a través de corriente pulsada. Usando este método, las capas profundas de la piel reciben entre el 80-90% de los ingredientes activos, este hecho corresponde a una escala de penetración de 200 a 300% más que en los tratamientos tradicionales.

Las corrientes pulsadas refuerzan la penetración localizada de los ingredientes activos administradas en la piel del paciente. Esta aplicación intensiva y fría reduce la sensibilidad de la piel y se convierte en permeable, por lo que permite que los ingredientes activos pasen más fácilmente a través de las capas más profundas de la piel. Además el tratamiento activa el tejido adyacente y paraliza que la piel cambie mientras se eliminan las toxinas.

El tratamiento es placentero e indoloro. Dura alrededor de 15 a 30 minutos dependiendo de la extensión de la zona a tratar.

La temperatura dirigida asegura la penetración de los ingredientes activos a la piel.

La piel se trata en una temperatura entre -10oC a 0oC, durante el tratamiento el cliente no sentirá calor ni sensación de ardor. El enfriamiento de la piel conduce a la vasoconstricción por lo que las sustancias activas que no son transportadas por la sangre se concentran, creando un tratamiento muy localizado y eficaz.
Con la utilización de medios fríos se puede potenciar más la energía, así los resultados se alcanzan más rápidamente y eficazmente.